•  |
  •  |
  • END

Ayer por la mañana fueron presentadas a los medios de comunicación, las renovadas instalaciones de la sede que el Centro Cultural de España en Nicaragua, CCEN ocupará y, que este próximo viernes 19 de noviembre, con diversas y dinámicas actividades culturales serán inauguradas.

En el encuentro conversaron con los periodistas el Primer Secretario de la Embajada de España en Managua, Miguel García-Herraiz Roobaert; el Coordinador del Centro Cultural de España en Nicaragua, David Ruiz López-Prisuelos y la Responsable de Programación del Centro Cultural de España en Nicaragua, Eliett Cabezas Elizondo. Ellos, con ánimo que el proyecto de apoyo a la cultura nicaragüense trae consigo, compartieron sobre la agenda de las actividades del centro, como exposiciones, conciertos, talleres; además de los servicios que dicho lugar tiene planificado para crear un espacio de encuentro y participación ciudadana en el campo cultural.

Y es que los Centros Culturales de España son precisamente eso, en donde a su vez se involucra a las personas que plantean la acción cultural como instrumento eficaz para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, desarrollando programas, proyectos y actividades relacionadas con el cine, danza, artes plásticas, música, teatro, exposiciones, encuentros, cursos de formación, talleres y ciclos de conferencias.

CCEN trabajará con fondos de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Decid, “por tanto, están ligados los objetivos a prioridades de desarrollo”, subrayó García-Herraiz.

A esto, agregó el papel que juega la cultura para el alcance de estos objetivos, y es que “la cultura sea percibida y utilizada como un factor para el desarrollo mediante la creación de riquezas a través del fomento de industrias culturales, por capacitación de los actores y gestores culturales activos, así como la capacitación de los técnicos que trabajan en el mundo cultural”, explicó.

En la inauguración
En palabras de García-Herraiz, con la inauguración de este centro se marcará una ruptura, un hito totalmente nuevo, “cuya estrategia de cultura y desarrollo se ha venido trabajando en un par de años, incluso se han realizado actividades dirigidas por la Embajada (de España) y el Instituto de Cultura Hispánica, INCH”, manifestó el Primer Secretario Embajada de la España en Managua.

Para el viernes 19 de noviembre, el gran día de la inauguración del CCEN, se programaron actividades como la exposición de fotografía denominada ‘El paisaje, la habitación, la persona’, la cual se trata de una muestra colectiva de 54 piezas, curada por Ana María Palacio, que impulsa la visibilidad internacional de 25 fotógrafos iberoamericanos.

Dicha exposición es el resultado de los trabajos presentados en dos convocatorias abiertas realizadas en 2009, en el marco de Trasatlántica, un foro de fotografía y artes visuales organizado por el Festival PHotoEspaña.

El CEEN ofrecerá servicios al público en general tales como la biblioteca/mediateca, espacio de trabajo, consulta de investigación con un amplio repertorio de libros de literatura en español, historia, enciclopedias y otro material de referencia.

Incluye también conexión inalámbrica Wi-Fi en todas sus instalaciones, la presencia de un e-lab cuyas instalaciones trae consigo los medios para la creación y producción artística a creadores, artistas, profesionales y estudiantes; al igual que el cálido y relajado ambiente de una cafetería - terraza.

INCH junto a CCEN

Por 51 años el INCH ha sido el vehículo fundamental de la Cooperación Cultural Española, “y los Institutos Nicaragüenses de Cultura Hispánica se crearon con un gran influjo de algunos intelectuales nicaragüenses en los años 50, como Pablo Antonio Cuadra, José Coronel Urtecho, por ejemplo”, mencionó García-Herraiz.

El INCH ha tenido siempre esa sintonía con el Gobierno Español y con la embajada; además, hubo una cooperación indispensable en la que dicha institución era el brazo ejecutor de las actividades culturales.

“En esta etapa el INCH ya no será el vehículo de la Cooperación Cultural Española, sino que será el CCEN, y la relación entre estos centros será de colaboración, entonces las nuevas instalaciones serán para ambas sedes”, explicó García-Herraiz, agregando que ya no será un instrumento de la embajada “sino un instrumento de sus miembros, pura y naturalmente, regida por sus estatutos y su concepción inicial”.