•  |
  •  |
  • END

Un monumento en memoria del compositor Víctor M. Leiva, fue inaugurado recientemente en una de las arterias principales de Managua, con la finalidad de recordar la gesta musical que dejó el autor de los temas “El caballo cimarrón” y “No sé porqué te quiero”.

Una guitarra gigantesca y una placa de mármol forman parte del monumento ubicado de la rotonda de Plaza Inter 80 metros al sur, donde en su develización estuvieron presentes varios artistas nacionales.

La placa con una dedicatoria a Víctor M. Leiva dice: “Pionero de la música nicaragüense, por hacer las primeras grabaciones profesionales en 1948 en abrirle el campo nacional e internacionalmente difundiéndola en EU., Canadá y América Latina”.

“Primer artista en grabar en México en la RCA, Víctor, primer artista en ganar la Palma de Oro en Hollywood como el mejor compositor de música folclórica latinoamericana”, dice la placa conmemorativa que tiene la estatua.

Víctor M. Leiva nació el 25 de junio de 1916, en la Calle Colón, de la gasolinera del Sonny Boy, media cuadra al sur. Creció al lado de 12 hermanos, y sus padres fueron Carlos Leiva Orozco y Carmen Vásquez.

El bolero “Miriam” fue de una inspiración que don Víctor tuvo con una joven que conoció en Estelí, y el compositor nunca sospechó que el tema en referencia iba a convertirse en uno de sus más sonados éxitos que interpretó el ya fallecido Luis Méndez de la Rocha. “Miriam” la grabó Méndez con el trío Los Arieles de México.

Leiva murió el 7 de abril de 1995. La conquista más hermosa que tuvo don Víctor ocurrió cuando tenía 50 años, cuando conoció a la joven Rosario Ramírez, con la que se casó en 1968 y le dedicó las canciones “Mi madrecita Santa” y “El Recontraloco”.