•  |
  •  |
  • END

El glamour y el arte esta vez no fueron el eje principal, pero sí hacer de su éxito una verdadera contribución para ayudar a pequeños menos favorecidos. Nos referimos a ilustres personalidades como las princesas de Austria Cecile Auersperg y Sophie Von Hanau, además del diseñador de famosas Mitzy, la cantante Natasha Romanov y Dulce, reconocida mexicana, actriz y también cantante, quienes llegaron a Nicaragua para sumarse a una serie de actividades organizadas por Corazón de Niña.

Durante la visita, niños de diferentes sectores pasaron un día ameno y productivo, pues contribuyeron al medio ambiente a través de plantaciones de árboles en la zona verde aledaña al extinto Cine González.

“Es un compromiso de todos, los niños los han plantado y luego el Ejército, les darán mantenimiento y también se sumará la Alcaldía, comenta Karen Santamaría, creadora de la Iniciativa.

Corazón de Niña es un programa que surgió de Santamaría, quien ha hecho un esfuerzo por conseguir ayuda humanitaria de varios países de Europa, así como reunir a talentosas personalidades que apoyan la iniciativa.

Toda la ayuda es canalizada a través de Mi Familia. Estas actividades se realizarán por diferentes países, pero “tengo un cariño muy grande por Nicaragua, por eso lo elegí como primer punto”, dice Santamaría.

Las guapas princesas esta vez abandonaron todo protocolo para unirse a apoyar vestidas de camisetas, sin maquillaje, con una sonrisa muy marcada y sobre todo con mucho entusiasmo. Aún cansadas por la primera etapa del recorrido las abordamos. “Estamos muy contentas de estar aquí, visitamos por primera vez este país y la gente ha sido muy amable, sin duda tenemos muchas ganas de volver. Lo más importante es que los niños han estado súper felices y eso nos llena de verdad”, comentaron.