•  |
  •  |
  • END

Dimensión Costeña jamás se imaginó que un tema musical que grabó en 2005 se convertiría en una especie de “himno” que “retratara musicalmente” el nacionalismo de los nicaragüenses por la defensa del Río San Juan.

Sin embargo, “El Río San Juan es nica”, tema de 4 minutos y 27, ha salido del baúl de los éxitos de la agrupación pinolera para convertirse en el tema más escuchado por nicaragüenses radicados en Los Ángeles y Miami, de acuerdo al vocalista de Dimensión Costeña, Anthony Mathews quien realizó una gira de conciertos por esos estados, y quedó sorprendido al darse cuenta del fenómeno.

Mathews al hablar con EL NUEVO DIARIO dijo que fueron los mismo nicaragüenses que residen en esas urbes estadounidenses quienes le advirtieron de la novedad.

También pudo constatar que en Miami y San Francisco suena en radioemisoras de esos estados de la unión americana. El artista recuerda que el tema fue inspirado por la indignación, luego de escuchar la noticia de que dos perros rottweiler habían destrozado al nicaragüense Natividad Canda el 1 de noviembre de 2005 en un taller de Lima de Cartago, y es por eso que en el intermedio de la canción se puede escuchar el ladrido de unos perros.

Durante la gira realizada en EU no tocaron el tema alusivo al Río San Juan, el artista ha decidido que lo incluirá en su repertorio de cada presentación futura para “unir a Nicaragua a través de la música”.

“Vamos a cantar la canción hasta que todos los nicaragüenses se la aprendan”, dijo el vocalista quien trajo de Estados Unidos unos documentos emitidos por los nicaragüenses radicados en esa Nación, los que han dejado a un lado sus inclinaciones ideológicas para apoyar al gobierno en la lucha por la defensa del Río San Juan.

Lanza nuevo CD como solista

Durante la entrevista Anthony también aprovechó para anunciar el lanzamiento de su nuevo disco compacto como solista, el cual ha titulado “Carolina”.

El disco compacto incluye temas originales de ritmo caribeño, palo de mayo, así como baladas románticas con mezclas de baladas pop y rock.

El disco lo grabó en el estudio que el ahora solista montó hace dos meses en su casa de habitación en Managua. La grabación de los 13 temas estuvo a cargo de Spencer Hodgson de Corn Island, mientras los coros y guitarra estuvieron a cargo de Arturo Pushy y como músico invitado contó con la participación de Raymond Myres. La masterización estuvo a cargo de Carlos Martínez Gallo.