•  |
  •  |
  • END

Lo que empezó como un simple accidente documental terminó siendo una obra consagrada sobre la vida, obra y legado cultural de la escultora Edith Grön, cuya biografía será presentada hoy en el Teatro Nacional Rubén Darío.

El autor de la obra “Edith Grön, Biografía de una Escultora”, es el español José M Vivó y define su primer trabajo literario como una biografía novelada que recoge los momentos más intensos de la artista de origen danés.

Vivó comentó que el trabajo investigativo para recopilar los detalles de la vida de esta preciada escultora se concretaron aproximadamente en un año con la ayuda de su sobrina Margarita Grön.

De esa manera se comenzaba a madurar el proyecto biográfico, que incluso retoma información del diario personal de su papá Vilhem Grön. En el libro se cuenta desde la llegada de la familia Grön, migrantes daneses a Corinto y su posterior residencia en Managua.

A pesar de sus raíces danesas su trabajo estuvo centrado en nuestro país. La pasión por la escultura tomó forma con la tutela, Genaro Amador Lira. El escritor de su biografía reconoce a Edith como una mujer llena de fortaleza demostrada ante las adversidades, su habilidad de continuar en un país de grandes contrastes (Dinamarca y Nicaragua) además de experimentar dos terremotos ocurridos en nuestro país hasta comenzar con los padecimientos de cáncer que acabaron con su vida, sin embargo, su legado permanece.

Grön es creadora de múltiples monumentos que hoy forman parte del atractivo arquitectónico, como Andrés Castro en la Hacienda San Jacinto o el busto de Rubén Darío que adorna el lobby del Teatro Nacional Rubén Darío. En 1989 un año antes de morir se le entregó la Orden de Independencia Cultural por su aporte a las artes visuales en Nicaragua.

Edith Grön es considerada una de las mejores escultoras de Nicaragua, y ha sido reconocida en varios continentes, dándole prestigio a su patria Nicaragua.

Es hora que los nicaragüenses le hagamos un honor, al menos conociéndola y recordándola. Ella realizó más de 300 obras de escultura en mármol, piedra, concreto, yeso y madera. Es más conocida internacionalmente que en Nicaragua, a pesar que el 95% de sus obras las realizó en este país, al que quería mucho y consideraba su patria.

Entre 1959-1980, esculpió más de 100 obras que están diseminadas en Nicaragua y otros países, entre ellos España, Alemania, Francia, Bélgica, Dinamarca, Estados Unidos, México, Costa Rica, Colombia y Perú.

TOME NOTA

Edith Grön, Biografía de una Escultora, se presenta hoy a las 6 de la tarde en el Teatro Nacional Rubén Darío. Entrada libre.