•  |
  •  |
  • END

“Spider-Man” volvió a Broadway con una actuación sin contratiempos, recuperando la confianza en la capacidad de producción para proteger a sus actores, pero quizás no su futuro financiero.

El montaje de 65 millones de dólares, con música de los integrantes de U2 Bono y The Edge suspendió dos espectáculos por temores de seguridad, después de que un actor cayera casi nueve metros desde una plataforma elevada, rompiéndose varias costillas y teniendo que ser operado.

“Spider-Man: Turn Off the Dark” tuvo calificaciones variadas del público en sus más de 35 trucos aéreos, pese a que una de las “arañas” disfrazadas y amarradas estuvo a punto de caer de una cornisa y necesitó ayuda para recuperar el equilibrio.

Cuatro actores heridos y demoras antes del estreno el 28 de noviembre de las actuaciones previas centraron la atención en la producción más cara de la historia de Broadway, elevando las especulaciones de que pese a que la obra estaba dirigida por la reconocida Julie Taymor podría convertirse en un fiasco.

Dos funciones fueron canceladas mientras responsables estatales y federales revisaban el sistema de sogas y amarres utilizados por los actores y malabaristas. Se perdieron unos 400 mil dólares en entradas, según el New York Times.

Los espectadores dijeron que el elemento del peligro elevaba la intriga del espectáculo. Se sorprendieron con las maniobras en el aire y el diseño espectacular, pero los números musicales recibieron aplausos comedidos y algunos dijeron que esperaban más por el precio de la entrada.

es.movies.yahoo.com