•   EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

La actriz y cantante Romina Power, hija del fallecido Tyrone Power, asegura que Hollywood acabó con su padre y recuerda cómo en los años dorados del cine los grandes estudios de la industria cinematográfica “explotaban” a los actores, les “chantajeaban” y les “amenazaban con represalias terribles”.

En una entrevista publicada ayer por el diario italiano “La Stampa”, la artista, que se encuentra en Capri, donde fue reconocida con un galardón en el Festival Internacional de Cine de la isla, agrega que su padre fue “obligado” a grabar películas que nunca quiso hacer.

Tyrone Power, quien fue protagonista de películas como “Witness for the Prosecution”, “The long gay line” o “The razor’s edge””, murió a los 44 años de un ataque al corazón, en Madrid, mientras rodaba la película “Solomon and Sheba”, junto a la actriz italiana Gina Lollobrigida.

Romina Power, hija del segundo matrimonio del actor, asegura que “Hollywood no le daba tregua, por esto deseaba tanto vivir en Europa, en Roma o en Suiza”, y asevera que si su padre hubiera seguido este deseo “su vida hubiera sido más larga y seguro que más serena”.

Asimismo, afirma que el ambiente de Hollywood no es agradable y refiere: “Un día te dan un Óscar y al año siguiente ni siquiera te invitan a la ceremonia”.

Romina Power, quien vivió muchos años en Italia, asegura que se trasladó a vivir a Los Ángeles, en Estados Unidos, para estar cerca de su madre, Linda Christian, y que a diferencia de sus progenitores nunca quiso ser actriz.

Ahora, explica, se dedica a la pintura y ha escrito algunos libros, entre los que figura uno que aborda la “verdadera identidad” de su padre, a quien perdió cuando era pequeña.

Lamenta no haber obtenido el favor del público ni de las casas discográficas que, según dice, esperaban siempre que cantara canciones ligeras como cuando formaba un dueto con el intérprete italiano Al Bano, con quien estuvo casada 29 años.