•  |
  •  |
  • END

Luego de haber asistido a las instalaciones de la Procuraduría Capitalina, el intérprete de “Tocando fondo” habló por vez primera acerca de la acusación de supuesto abuso sexual que pesa en su contra.

“Ya me presenté en la Procuraduría por voluntad propia, ni siquiera esperé a que llegara la petición para que yo hiciera mi declaración, voy a ir esta semana a hacer mi declaración, no me estoy escondiendo de nadie”.

Kalimba asegura tener su conciencia tranquila, sin embargo, lamenta la campaña de linchamiento mediático de la que ha sido víctima estos últimos días.

“La manera en la cual, en cuanto a información, en cuanto a noticia, en cuanto a la gente de México, que empieza a acusarme, yo creo que tengo derecho a defenderme, de manera legal, tengo derecho a llevar pruebas, a dar una declaración y decir mi constancia de las cosas, hubo otros testigos también, ya se verá, ellos también dirán la verdad y yo creo que antes de satanizar, antes de empezar a juzgar deberían de darme un poquito el derecho de cómo fueron las cosas, ¿no?”.

El ex integrante de OV7 tuvo acceso por primera vez a la denuncia interpuesta en su contra. “Bueno, de hecho es una sola, quiero decir que a mí solamente me dieron a leer una denuncia, no hubo dos, no sé de dónde salió que había dos, hoy (ayer) que yo me presenté en la Procuraduría vi solamente una y la verdad es que vi cosas absurdas yo te lo digo abierta y honestamente, qué lástima que no se puede hacer público, porque yo creo que eso demostraría muchas cosas”.

Algunas declaraciones de la supuesta víctima resultan contradictorias. “Hay prueba de que ellas me llevaron al aeropuerto, entonces digo ¿cómo yo voy a agredir a una persona? y después esta persona me va a esperar supuestamente, fue en la madrugada, después me esperó en el lobby 5- 6 horas y después me dio un aventón al aeropuerto y todavía se bajó a despedirme, ¿no es un poco incongruente que violes a alguien y después te de un aventón, no es incongruente?”.

Lesiones vaginales y anales, así como uso de estupefacientes son algunos de los rumores que circundan este supuesto caso de abuso sexual. “Se hablan de niveles, lo que han dicho, se habla de niveles fuertes de agresión sexual y la golpeé, hubo golpes, hubo moretones, es decir independientemente de cómo haya sido pues, fue una agresión, si existió esa agresión cómo es posible que ella tan amablemente se espera para llevar a su agresor al aeropuerto, es de verdad, como dije, de burlarse esto... Son absurdas varias cosas de la declaración”.

“Que me hagan las pruebas médicas si están pensando que hubo drogas y probablemente drogué a alguien para hacerlo, chéquenlo, yo estoy abierto como siempre, nunca me he ido, nada más saquen la verdad a la luz, háganme las pruebas que me tengan que hacer, háganselas a ellas, háganselas a quien quieran, traigan a los testigos, traigan a las personas del hotel y punto y ustedes lleguen a un juicio”.

El músico negó tener contacto alguno con la supuesta víctima. “No, para nada, no he sabido nada de ella, sé que también han habido algunas declaraciones y esto lo sé porque personas de allá, me dijeron: oye ya declararon 3 ó 4 personas más, creo que declararon la verdad, no sé la declaración, pero si dijeron la verdad parte de las personas que estuvieron en ese after, con eso me basta”.

Esta es la verdad de Kalimba

“Llevo años haciendo esto y nunca había estado en un problema como este. Sé mi nombre, sé la persona pública que soy, como me voy a meter a un hotel a hacer una cosa de éstas donde además yo sé perfectamente el problema en el que me estoy metiendo, no fue en mi casa o en algún lugar escondido, fue un hotel público en un día en el que me contrataron a trabajar, ¿cómo voy a poner yo en riesgo estas cosas en mi trabajo?, llevo muchos años haciéndolo”.

Independientemente del supuesto abuso sexual, la opinión pública se ha cuestionado el hecho de que menores de edad laboren como edecanes en una discoteca.

“Tú llegas a un lugar y supones que en ese lugar todos por ley deben de ser mayores de edad, entonces se les hace muy fácil decir “asaltó a una menor”, de entrada tienen que saber que yo cómo voy a saber que es menor, aunque no la asalté, además estaba trabajando y tú desde ese momento asumes que debe ser mayor de edad, porque si la contrataron debe de ser mayor de edad, entonces hay muchísimas cosas que se deben de poner en tela de juicio, todo lo que pasó”.

Kalimba fue contundente. En medio de la tempestad Dios le ofrece su cobijo. “Que oren mucho, que oren mucho, no voy a dejar de mencionar a Dios”. En los próximos días Kalimba asistirá de nueva cuenta a la Procuraduría para ofrecer su declaración.


Esmas.com