•  |
  •  |
  • END

Según la ex novia del actor y director, Gibson recurrió a la violencia física al no poder rendir de forma apropiada durante el acto sexual.

Oksana Grigorieva, la ex novia del actor Mel Gibson, con quien mantiene un contencioso legal por un caso de presunta violencia doméstica, además de disputarle la custodia de su hija de un año, volvió este jueves a la carga al asegurar que el protagonista de “Corazón Valiente” solía agredirla mientras tenían relaciones sexuales, añadiendo más leña al fuego en un caso en el que se airearon grabaciones del actor insultando y amenazando de muerte a la rusa.

Grigorieva, ex pareja del también actor Timothy Dalton, hizo las declaraciones, de acuerdo con el portal TMZ, durante el juicio en la batalla por la custodia de su hija, en las que indicó bajo juramento que Gibson recurrió a la violencia física al no poder rendir de forma apropiada durante el acto sexual, una confesión que sorprendió a los presentes en la sala al no haber salido a la luz en ninguna de las declaraciones de la actriz a la Policía durante los meses de investigación.

De momento, Grigorieva clama que Gibson le agredió el pasado 6 de enero, sin que haya incluido en su testimonio nuevos intentos de agresión por parte de la que fue su pareja durante más de un año.

Gibson, por su parte, se ha defendido del escándalo creado por la pianista de 40 años, asegurando que durante semanas fue sometido a una extorsión de Grigorieva para sacarle millones de dólares como compensación.

La polémica y todos sus escabrosos detalles han perjudicado aún más la mala imagen de un Gibson que ha visto caer su popularidad en picado en los últimos años por sus acciones y comentarios racistas. En 2006 se echó en contra a la comunidad judía tras insultar a un agente de Policía de esa religión, y después arremetió contra un empleado latino, al que llamó “espalda mojada” mientras discutía con su ex novia.

La última cinta de Gibson como protagonista tras ocho años de ausencia de la gran pantalla, ‘Edge of Darkness’, tuvo una pálida acogida por parte de la crítica y el público, en la vuelta del actor de origen australiano a los papeles de rudo detective que le encumbraron en los años 80 y 90 con la saga “Arma letal”.

En total, la cinta recaudó 43 millones de dólares en Estados Unidos, pese a que su presupuesto era de 80 millones.


Enelshow.com