Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

VIÑA DEL MAR, Chile / AP

El cantante mexicano Marco Antonio Solís, que se ha convertido en un fenómeno de popularidad en Chile en el último tiempo, aparece como la gran figura de la penúltima jornada del Festival de la Canción de Viña del Mar.

Para Solís se augura una recepción entusiasta del público pero la avalancha de elogios que recibió la cantante canadiense Nelly Furtado por su actuación del sábado, podría resultarle muy difícil de igualar.

Furtado conquistó al público al poco andar de su actuación y al final se adueñó de los trofeos con los que el público, que noche a noche llena la Quinta Vergara, premia a sus favoritos.

El diario La Tercera dijo que Furtado “arrasó’’ en el festival “con un show de nivel internacional’’ y le prodiga elogios por su música, por su traje amarillo, sus joyas, sus comentarios en español sobre el escenario y hasta por sus zapatos.

El Mercurio informó que el público de unas 15.000 personas “coronó a la verdadera reina del festival’’, en la persona de la cantante canadiense.

Desde el punto de vista de la aprobación popular, otros claros triunfadores fueron los puertorriqueños de Calle 13 y Marco Antonio Solís.