•  |
  •  |
  • END

A las cuatro de la tarde de un día cualquiera cumplí mi cita con los ‘Avatares mediáticos’, la más reciente obra bibliográfica de Guillermo Rothschuh Villanueva, la cual aborda las vicisitudes por las que pasan los medios de comunicación en distintos momentos, sus errores, crisis, agresiones, aunque no pasa inadvertido una variedad de propuestas.

En ‘Avatares mediáticos’, el escritor menciona la forma en que se han comportado los distintos actores que tienen que ver con la comunicación en Nicaragua, “y hablo de medios, periodistas, instituciones de gobiernos, el ente regulador en este caso que es TELCOR; las cámaras empresariales, las organizaciones gremiales, todo ellos tienen que ver”, aseguró el carismático escritor y ex decano de la Facultad de Comunicación de la UCA.

Al llegar me recibió en su casa con una caja repleta de ejemplares de su más reciente crío, y con un ‘pasen adelante’, pues Oscar Sánchez en calidad de reportero gráfico fue mi acompañante. Y bien, del protocolo nos fuimos directo al grano.

Hábleme de su libro a fondo, le dije, y sin ponerle vericuetos al asunto se acomodó en silla mecedora, se cuadró y dijo: “La idea mía es establecer de alguna manera los cambios que se han producido a lo largo de estos dos años, y el libro está únicamente referido a la experiencia de Nicaragua, porque en otros textos he incluido aspectos que tienen que ver con la comunicación internacional y otros fenómenos, pero en este caso no, de principio a fin se refiere al ámbito nicaragüense”, especificó.

En cinco capítulos y un epílogo

Esta obra está dividida en 5 capítulos y un epílogo, de donde se desglosan temáticas que tienen que ver con medios y Gobierno, el surgimiento de La Brújula que es una propuesta para jóvenes. Los demás capítulos se relacionan con el análisis y comprensión de los medios de comunicación, para luego zambullirse en el análisis de la Ley de Telecomunicaciones y Servicios Postales.

El final apunta a los medios y las tecnologías. El epílogo se enfoca en lo que Guillermo le llama ‘cómo romper de alguna manera con el círculo vicioso, “pues el libro contiene propuestas concretas para todos estos actores”, dijo.

“En el libro incluí tres entrevistas: una que me hizo Eric Aguirre para el Nuevo Amanecer Cultural de EL NUEVO DIARIO, otra que me hizo Patricia Orozco y otra que me hizo Eduardo Cruz, refiriéndome al tema de la comunicación”, detalló.

Año electoral

Según Rothschuh, terminó el libro en este mes “porque en este año electoral quiero que se discutan algunos aspectos para contribuir a evitar la polarización, porque a veces los medios contribuyen enormemente a polarizar a la sociedad nicaragüense, fundamentalmente cuando se dejan arrastrar por las posiciones políticas”, afirma meciéndose y agitando sus manos con los característicos ademanes de su forma de expresarse.

Del mismo modo, Guillermo insiste que los medios no deben buscar alineaciones insanas, como les llamó, y esto es cuando se ponen a endosar candidatos y a negar espacios a otras fuerzas y personas partidarias, porque eso precisamente afecta la construcción de un proceso democrático en un país y seguiremos acumulando intolerancia.

Entonces, para que en verdad exista pluralismo”, advierte con la frente fruncida, “tiene que existir pluralidad de voces, rostros y actores en distintos medios, porque la mayoría de las agresiones a los medios se dan en períodos electorales”, señaló.

Llegó un momento en que la pared que le escoltaba su espalda me distrajo, pues está forrada de fotografías y caricaturas que inmortalizan su juventud y trayectoria, echamos un vistazo pero volvimos a la misión: escudriñar “Avatares mediáticos”, el cual contiene otras recomendaciones como la necesidad de la producción nacional televisiva, “que es muy poca, pues el argumento que se viene esgrimiendo en estos últimos 30 años es que producir es caro… ¡avión!”, dijo exaltando la voz para señalar dicho dato.

Detallitos de la obra

Y como un homenaje a la admiración que siente este amante de las letras por Bosco Parrales y a José Esteban Quezada, Rothschuh les dedica esta obra a ambos, “hermanos en afanes y aspiraciones, amigos hasta la temeridad, hasta donde estén”, dice la dedicatoria en las primeras páginas del libro.

La contraportada contiene opiniones breves de periodistas de radio, prensa escrita y televisión, tales como Patricia Orozco, Octavio Enríquez y María Lilly Delgado, respectivamente. En la solapa se luce una especie de biografía del escritor, enfocada desde el ángulo de José Adán Silva, quien rola como periodista en la Sala de Redacción de EL NUEVO DIARIO.

Pero aunque Rothschuh ya tiene invitación para lanzar su libro en Managua, León y en Matagalpa, aún no tiene fecha específica para presentarlo al público en general.

Si usted tiene interés en ahondar en el contenido de este libro, pronto lo encontrará en las distintas librerías del país a precio módico.