•  |
  •  |

Desde la Ciudad de las Naranjas se presenta imponente y desafiante la chinandegana que entró al concurso del reinado del carnaval para ganar experiencia y proyectarse en el mundo de las pasarelas.
Para ella este certamen es una escala más  hacia su meta, que es seguir coleccionando coronas. Desde los 16 años se inscribió en su primer concurso de belleza, el de “Chica CUN”, certamen de belleza que se realiza en el Occidente del país, donde, si bien, no logró la corona, obtuvo el título de segunda finalista ¡Nada mal para una primera experiencia!
También participó en el concurso de “Señorita Verano 2009”, evento en el cual sí obtuvo la corona y ahora el título de reina del carnaval es su nueva apuesta.
Esta beldad de 19 años, se considera una persona pragmática, observadora, analítica y muy atenta. Si tuviera una causa social se enfocaría en el lado humano del VIH, promoviendo campañas en respuesta a la erradicación de estigmas y actitudes discriminatorias hacia las personas que tienen el virus. De hecho en sus planes para este año tiene en agenda participar en un desfile benéfico cuyos fondos serán destinados a organizaciones que trabajen en la incidencia del VIH.
Pero no todo es trabajo para la estudiante del Tercer Año de Odontología, sus ratos libres los dedica al arte, al dibujo y la música. Entre sus virtudes menciona su talento para tocar piano y flauta. También le gustan los videojuegos.
En un año electoral ve a las mujeres ocupando mayores espacios en la toma de decisiones. “Las mujeres estamos capacitadas para desempeñar cualquier rol que se nos presente. Somos más observadoras, justas y detallistas”, concluyó diciendo la candidata de Chinandega, quien entre sus armas para dar batalla en este certamen menciona su estatura y personalidad.