•  |
  •  |

“Es un homenaje a la promotora de la plástica, Josefina Guillén, por su labor de cuatro décadas en pro del arte”, inicia la entrevista José David, el pintor de origen salvadoreño que esta noche inaugura su exposición “Giro hacia una posibilidad”, en Galería Josefina.


Aun siendo un extranjero, ha visto un refugio del arte en el sitio donde hoy expone su trabajo, pero no es la primera vez, por eso decidió dedicar la exposición en agradecimiento a la mano que le ha acogido sin discriminación, misma que ha visto dar igual apoyo a los protagonistas de la plástica nacional.


Su muestra está compuesta por 22 piezas de acrílico sobre lienzo. La temática gira en torno de la mujer. El colorido y la forma son sus principales virtudes como artista plástico, quien se declara inspirado por el misterio y la delicadeza del género femenino al que representa dentro de todos sus quehaceres con  pinceladas de colores.


Sus inicios en la pintura se remontan a su infancia, período donde empezó a sentir la inquietud y vocación hacia la plástica. José David se define a sí mismo como un artista autodidacta que se ha formado a través del tiempo y el trabajo. Como un nómada, ha vivido en todos los países de Centroamérica, donde también ha expuesto su trabajo.


Actualmente reside en Costa Rica, pero se declara enamorado de Nicaragua, adonde llegó en 1976, en plena revolución. Aun así no dejó de percibir el aprecio por el arte y la cultura, que según él, no ve en otros países. Este detalle lo ha motivado a regresar constantemente.


La inauguración de su exposición “Giro hacia la posibilidad” se realiza esta noche en Galería Josefina a partir de las siete, y permanecerá abierta los próximos 15 días.