•  |
  •  |

Luciendo un vestido del diseñador David Salomón, Angélica Vale entró al recinto muy nerviosa a las 8:00 de la noche de este domingo, del brazo de su hermano. “Estoy muy nerviosa”, dijo la actriz a sus más de 800 invitados con mirada cristalina. “Muy, muy nerviosa”.


Afortunadamente su nerviosismo se esfumó cuando frente al altar la esperaba con regia sonrisa su esposo. Así, en una corta y conmovedora ceremonia la pareja declaró nuevamente su amor. “Gracias a Dios por darme esta compañera”, dijo Otto Padrón. A su vez, la actriz no sólo dio gracias a Dios porque encontró al amor de su vida. “Papá yo sé que allí estás y tú me mandaste a Otto”, dijo Vale señalando al cielo. “Mamá, gracias por aguantarme, gracias por todo”.


Durante más de hora y media, las luminarias se dejaron ver mientras se saludaban unos a otros. William Levy y su prometida Elizabeth Gutiérrez, así como la bella Adamari López fueron los más asediados de la noche, pues durante largo rato permanecieron de pie saludando y fotografiándose con sus conocidos.
Cristhian Castro, Irma Serrano y Michelle Vieth permanecieron muy tranquilos en sus mesas, así como Pati Chapoy, Juan José Origel, Sergio Mayer y su esposa Isabella Camil, quien se ve bellísima embarazada.


Los grandes ausentes de la noche fueron Ricky Martin, quien se disculpó con los novios porque estaba volando por trabajo a España. Así como Lili Estefan y Raúl de Molina del programa El Gordo y la Flaca (Univision).


Después de un cómico vídeo, donde se mostraban imágenes de los recién casados desde que eran bebés, llegó en avión privado directo de San Luis Potosí el grupo Camila, quienes le regalaron a los novios la canción “Todo cambió”, melodía que Vale y Padrón cantaron y bailaron abrazados. “Este ha sido uno de mis mejores regalos”, dijo Vale.


Una vez terminada la participación del grupo Camila, quien dio un pequeño concierto, los invitados incluyendo a la pareja de recién casados, dieron rienda suelda a sus aptitudes como bailarines y bajo el ritmo del grupo musical Los Joao bailaron hasta entrada la madrugada. “Desde que tenía ocho años, yo dije que en mi boda tocarían Los Joao”, dijo con orgullo Vale. “Y logré juntarlos”.


Después de la gran ceremonia que culminó la madrugada del domingo, Vale y Padrón fueron en vilo al aeropuerto de la Ciudad de México para abordar el primer vuelo a las 7:00 de la mañana a la ciudad de Miami.
Peopleenespanol.com