•  |
  •  |
  • END

La unión entre la cantautora nicaragüense Clara Grün y Dj Revuelta Sonora ha sido bautizada como Sala Bipolar, la cual se creó con el fin de concebir algo diferente sobre los escenarios nicaragüenses. Esta fusión estará en escena hoy viernes, en Arriba’s Bar.

Y aunque apenas tienen dos meses en este proyecto, ya cuentan con un repertorio de siete temas inéditos, es decir, que no los ha tocado Clara con Electrochinamo ni Bikentios Chávez, conocido como Revuelta Sonora, como Dj. Están recién saliditos del horno, son originales.

Según lo que ambos afirman, no querían seguir haciendo el mismo show: ir a pinchar, por parte de Bikentios e ir sólo a cantar, en cuanto a Clara. A Neus Gómez, una especie de manager de Chávez, se le ocurrió la idea de Sala Bipolar, “y buscamos a Clara porque nos parece que tiene una influencia de la música electrónica”, comentó Bikentios.

En cuanto al género, ellos se desenvuelven dentro del género electrónico, como bien decía Chávez, pero además “le hacemos al house y al electro”, asegura Clara.

El papel de cada uno
En Sala Bipolar se trabaja así: Clara hace la letra y la música, “lo grabamos y juntos hacemos los arreglos”, afirmó Chávez. Dentro del paquete ya formado de su repertorio, hay temas creados, como “Semilla”, “Eclipse” y un cover de Clara con Electrochinamo que se llama “Pochote”, al cual se le hicieron algunos arreglos en la onda electrónica bailable.

“Todos estos sencillos los iremos sacando uno por uno, para que la gente los conozca, pero queremos sacar el disco completo, pero todo será al suave”, aseguró el Dj.

Y hablando del público, ¿cómo ha reaccionado en las presentaciones que han hecho? Clara explicó que “en general a la gente le ha gustado porque es algo nuevo, no conozco a nadie que haya hecho un proyecto así. Lo bestial del proyecto en sí es que las contradicciones entre Bikentios y las mías se reconcilian, pues el nombre del dúo encierra lo bipolar de nuestros géneros”, argumentó.

TOME NOTA:
Sala Bipolar se presenta hoy viernes 29 en Arriba’s Bar, a las 9 de la noche. Admisión: 60 córdobas.