•  |
  •  |

Hoy domingo la Academia Nicaragüense de la Danza abre sus puertas al público en general, esta vez para conjugar su especialidad con la diversión en familia. Se trata de su kermes anual con música, talento, diversión.

La jornada inicia con una mega clase de aeróbicos y ritmos latinos. Se pondrá a prueba la resistencia, disponibilidad y energía de los participantes. Quienes tomen el reto y completen el desafío pueden hacerse acreedores de premios que van desde becas para clases, entre otros reconocimientos simbólicos.

Por dos horas los profesores de la escuela de danza como Ada Ortiz, Lester Medal y profesores invitados alternarán su sesión con desafíos cada vez más elevados. Los ritmos varían entre salsa, merengue, reggae, tecno, hip hop, hasta danza árabe.

A partir de la una de la tarde tendrán un almuerzo musical con staccato. Seguido de presentaciones artísticas, payasos, fonomímicas.

A las cuatro inicia la elección de las princesitas, princesas y reinas de la Academia. Este año tienen 14 participantes que desfilarán en traje folclórico, deportivo y casual. Lo novedoso de este certamen es que se premia el talento rítmico y artístico, más que la belleza.

La pasarela folclórica es una coreografía.

En el traje deportivo verán a las chicas desfilar como animadoras o porristas. Todas vestirán igual con los colores de la academia.

El traje casual queda a la propuesta de cada candidata, de acuerdo a su edad. Para esta ocasión tiene participantes de entre cuatro a 15 años, por eso el concurso se divide en tres categorías. De cada una, sale una ganadora.

El jurado está compuesto por el presentador de tv Iván Peña, Dennis Swarts, Director de la Nueva Radio Ya, Xiomara Blandino, Miss Nicaragua 2007,  Luis Rodríguez, coreógrafo y sub director de un grupo de danza y la arriba firmante, Reyneris Cerda Aragón, su servidora, periodista de END.

Cabe destacar que siempre realizan esta kermes en el segundo semestre del año, pero hoy optaron por adelantarse y evitar chocar con las elecciones, así seguir esta tradición alusiva al verano.