• |
  • |

“Yo soy Miguel Vigil, español. Soy músico, humorista, cantante, bailarín, de todo un poco, lo cual quiere decir que no sé hacer absolutamente nada”, con esta descripción a tono de chile, inicia nuestra entrevista.

Aunque no porta zapatos de payaso, ni luce la cara pintada, la manera como fluye la entrevista hace indicar que estamos frente a un miembro del club, un artista del humor que se embarcó en esta aventura, huyendo del trabajo formal. Al menos así lo expone, aunque leyendo su biografía entendemos que no es broma.

“No me gustaba trabajar, así que opté por un oficio que me permitiera sobrevivir sin trabajar. Me hice artista” satiriza Vigil, quien se muestra serio y sarcástico. Ese es el truco para hacer reír, aunque él cree que su arma letal es su físico. Lo cierto es que no se necesita ni disfraz, ni estudios para ser humorista, pero sí, mucho talento y carisma.

Ya lleva más de tres décadas ejerciendo este oficio, tiempo que le ha permitido conocer diferentes destinos de Hispanoamérica. A Nicaragua es la primera vez que viene y espera que no sea la última. Hará una gira de presentaciones que inician mañana miércoles en Ruta Maya y concluyen el nueve de abril en la inauguración de Café Concert del Teatro Nacional Rubén Darío.

De su espectáculo advierte que el público debe ir programado para reírse, ¡y no lo dudamos! Su show consiste en combinar canciones con chistes y una serie de monólogos de situaciones que le pasan o que no le pasan, pero que a la larga termina asumiéndolas como propias para hacer más divertida su presentación, según cuenta durante la entrevista, en la que no dejó de ‘chilear’.

De sus tres décadas de trabajo menciona que lo mejor que le ha pasado ha sido tener el privilegio de conocer muchos países. “Yo la verdad quería ser turista… pero cómo recorrer el mundo sin que me salga caro”, reflexiona y agrega que entonces recurrió al arte.

De sus viajes comparte una anécdota de una presentación en Rusia, donde no logró hacer reír a nadie “nadie se reía porque no hablaba ruso”, expresa.

Sobre el artista ya en serio
Miguel Vigil, nace y crece en Madrid. Tras comprobar que no le gusta estudiar ni trabajar, decide hacerse artista. Duda entre hacerse humorista, cantante, guitarrista, compositor, poeta, actor, escritor, embustero o bailarín; y al final, decide ser un poco de todo, destacando en lo de embustero. En 1978 comienza su carrera en solitario. En 1989 funda el grupo cómico musical: Académica Palanca.

Ha escrito infinidad de canciones y guiones para teatro, radio y televisión, siempre en clave de humor. En 2007 publica su primer libro: “Seso Seguro” (Estupideces del ser humano, ya sea racional o irracional). Se trata de una serie de relatos breves, en la misma línea. No en el mismo renglón, sino en la misma línea de humor. En 2009 publica su, hasta ahora, último disco: “ObseXión” e interviene como actor en la serie “La que se avecina”. En 2010 publica su segundo libro: “Respuestas a misterios sin respuesta”, en el que se dan soluciones empíricas bastante discutibles para arreglar el mundo.

TOME NOTA
El artista debuta en Nicaragua mañana miércoles 29 de marzo en el escenario de Ruta Maya. El primero de abril se presenta en el Convento de León. El dos, en el escenario “Héroes y Mártires” de Matagalpa. El siete en el Hotel Las Mercedes y el nueve en el Teatro Nacional. Con este espectáculo inaugurarán el Café Concert construida en la parte de afuera del Teatro.