•  |
  •  |
  • END

IBM dispone de un equipo de investigadores y consultores que por segundo año consecutivo han dado a conocer las cinco innovaciones que, según sus estudios, cambiarán la vida de los usuarios de la tecnología. Estas innovaciones son las siguientes:

Será más fácil ser ecológico y… ahorrar dinero
Las redes eléctricas inteligentes harán posible conocer y reducir las emisiones de Dióxido de Carbono (CO2). Será posible que recibas información sobre tu nivel de consumo eléctrico y que tú mismo puedas controlar fácilmente la cantidad de energía que consumes así como tu gasto en electricidad. Al mismo tiempo, podrás acordar con tu compañía eléctrica el consumo de CO2 que quieres tener cada mes y cuánto dinero quieres gastarte. Tu compañía eléctrica te advertirá cuando tu consumo esté próximo a alcanzar los niveles acordados.

IBM está trabajando con compañías como Centerpoint Energy, en Tejas (EU), y Oxxio, en Holanda, que ofrecen a sus clientes contadores “inteligentes” que permiten a los consumidores desplazar su consumo eléctrico a determinadas horas del día, con tarifas eléctricas más caras o reducidas en función de la franja horaria. Esto permite a su vez a las eléctricas planificar mejor sus previsiones de demanda de consumo eléctrico. El ZigBee Alliance, un ecosistema internacional de compañías que crea soluciones inalámbricas para aplicaciones residenciales, comerciales e industriales, ha desarrollado un dispositivo que permite apagar y encender aparatos eléctricos vía Internet. Varias compañías están desarrollando tecnologías para que los equipos de energía solar sean más eficientes y asequibles.


Conduciremos de forma diferente
En el futuro, la tecnología inteligente será capaz de reducir los atascos (y por tanto mantener el tráfico en movimiento), disminuir el número de accidentes y guiarte desde un punto “A” hasta un punto “B” por un camino rápido y sin atascos. Los autos dispondrán de tecnologías que te asistirán durante la conducción y que permitirán que tu vehículo se “comunique” con otros coches y que reciba información y mensajes procedentes de sensores que se situarán en las carreteras.

En otras palabras, tu coche se comportará como si tuviese reflejos y llevará a cabo acciones preventivas ante situaciones de peligro o cuando la carretera esté colapsada. Además, las ciudades podrán mejorar sus problemas de tráfico, utilizando sistemas inteligentes de tráfico que permitan ajustar en tiempo real los semáforos según el nivel de tráfico de cada momento y desviar, de una manera sencilla, a éste hacia rutas alternativas. Estas tecnologías comienzan a ser una realidad e IBM ya está trabajando en ellas. La ciudad de Estocolmo ha puesto en marcha un innovador sistema de control del tráfico que ha conseguido disminuir en un 20% la congestión en horas pico.


Sabremos más sobre cada producto que consumimos
En el futuro, los programas de software y en las tecnologías de radio frecuencia almacenarán y darán acceso a información muy exacta sobre los alimentos que consumimos. Utilizando códigos de barra de segunda generación, etiquetas de RFID y sensores especiales que analizan el medio (contenedores, etc.) donde viajan los productos, podrás conocer todo a cerca del clima, el suelo, los pesticidas utilizados, el nivel de contaminación al que han sido expuestos, la temperatura y la calidad de aire de los contenedores donde han viajado los alimentos hasta llegar a tu mesa. Además, podrás conocer cómo la producción de esos alimentos afectó al medioambiente, permitiéndote elegir los productos más ecológicos.


El teléfono móvil, todo un asistente
Imagina poder llevar a tus amigos en el bolsillo y compartir con ellos no sólo mensajes SMS sino una tarde de compras. Las nuevas tecnologías te permitirán fotografiar la camiseta de moda que lleva una chica por la calle y buscar en Internet quién es su diseñador y en qué tienda más cercana la venden. Imagina poder ver directamente en tu móvil cómo le sentaría esa camiseta a tu avatar (representación a escala de ti en 3D) y enviar a tus amigos un mensaje de móvil con la imagen para que te den su opinión. Imagina que tu móvil pudiera darte la información exacta sobre dónde está la tienda de tu diseñador favorito en unos grandes almacenes y te llevara hasta él como si fuera un GPS.

Y aún más, como si se tratase de un guía y asistente personal, imagina que tu móvil te enseñará cómo y por dónde moverte en una nueva ciudad: llegas al aeropuerto, enciendes el móvil, y automáticamente te facilita la información sobre conciertos, obras de teatro, películas, restaurantes de tus preferencias… Además, el teléfono móvil haría por ti las reservas y compraría las entradas, y tú podrías utilizar el mensaje/recibo enviado a tu móvil como comprobante de esas compras.

El uso de este tipo de tecnología no está tan lejos. En un trabajo conjunto con IBM, la compañía japonesa Omron ha creado el primer servicio de entrega de información a través de un teléfono móvil, conocido como “Goopas” y por el que se envía información local al móvil de los viajeros cuando introducen sus billetes en el torno de entrada de la estación de metro.

En Japón, casi todos los teléfonos móviles tienen lectores de códigos de barras. Con un clic, el usuario escanea con su móvil el código de barras de un anuncio y en su pantalla se despliega directamente la página del anunciante preparada para hacer una compra por comercio electrónico.


Fuente: Terra.com