•   París y Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El candidato opositor a las elecciones presidenciales de Venezuela, Henrique Capriles Radonski, aseguró hoy al diario francés "Libération" que si vence no propiciará que su país abandone la Alianza Bolivariana para las Pueblos de América, ALBA.
       
"No saldremos de ningún proceso de integración y por lo tanto no saldremos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América ni del mercado común Mercosur" manifestó Capriles al diario francés.
       
ALBA es un proyecto de integración regional impulsado por Cuba y Venezuela y al que pertenecen también Bolivia, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Dominica, y Antigua y Barbuda.
       
"Deseo sin embargo reforzar los lazos de Venezuela con Europa. De hecho, quiero tener relaciones buenas y sanas con todos los países que respetan la democracia y los derechos humanos", agregó.
       
"Con un país como Irán, por ejemplo, mantenemos lazos históricos a través de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Pero en el plano político no tenemos que tener afinidades especiales con Teherán", manifestó el candidato opositor a los comicios del 7 de octubre.
       
En materia internacional, Capriles asegura que no le gusta "ni el imperialismo cubano ni el de Estados Unidos", países que, a su juicio, "han cometido errores muy numerosos en el pasado en sus relaciones con América Latina".

Por otra parte afirmó al diario O Globo que, en caso de victoria, se apoyará en el "modelo brasileño" para desarrollar las reformas que requiere su país.

QUIERE ATRAER INVERSION


"Brasil vivió una situación similar a la de la Venezuela de hoy" y tras diversas reformas económicas y estructurales "es ahora un país que crece económicamente, sacó a 20 millones de personas de la pobreza y generó 16 millones de empleos formales", aseguró Capriles.
       
Según el principal adversario del presidente venezolano, Hugo Chávez, quien buscará una nueva reelección en los comicios del 7 de octubre próximo, "Brasil tiene un modelo que combina lo público y lo privado y que puede ser replicado" en Venezuela.
       
El líder opositor restó importancia al apoyo explícito que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha dado a la reelección de Chávez.
       
"Las relaciones entre Brasil y Venezuela van mucho más allá de las relaciones personales entre Lula y Chávez", sostuvo Capriles, quien afirmó que la posición del exmandatario brasileño no le resta ni le suma votos a nadie.
      
"Lula no vota en Venezuela", declaró Capriles, quien garantizó que una victoria opositora supondría "unas mejores y excelentes relaciones con Brasil", un país con el que desearía tener unas "relaciones más equilibradas".
       
Según Capriles, si llega a triunfar en las urnas, uno de sus objetivos será atraer inversión brasileña hacia Venezuela, lo cual "hoy no ocurre porque no se dan las garantías necesarias".