•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aproximadamente 19 millones de venezolanos tienen cita con las urnas el domingo siete de octubre, para elegir al presidente que gobernará a ese país para el período 2013-2019, y la mayoría de las encuestas coincide en que Chávez logrará su tercera reelección con una ventaja que oscila entre 2 y casi 20 puntos, mientras otros estudios dan un empate técnico o vaticinan un triunfo de Capriles con entre 0.8 a 5 puntos de diferencia.

Raul Obregón, de M&R Consultores, dijo que las estadísticas marcan una elección muy cerrada entre Enrique Capriles y el presidente Hugo Chávez en la contienda electoral de este domingo; sin embargo, considera que se ha sobrevalorado el puntaje del principal candidato de la oposición.

“Para mí en Venezuela hay evidentemente una serie de factores que están jugando para poder establecer la situación tal cual está. Indudablemente Hugo Chávez ha dominado el mercado electoral desde 1998 para acá.

Según los números, el averaje de votación en las últimas cuatro contiendas en que ha participado, incluso el Referéndum del 2000, es de 59.4%”, expresó.

Según los datos, el mayor puntaje lo obtuvo en el 2000, con 60% de votantes y el menor fue en 1998, cuando logró por primera vez coronarse con la presidencia de Venezuela.

“Chávez tiene muchas posibilidades de quedar arriba del 50% y no lo siento bajando en puntos. Esto lo considero refiriéndome al puntaje comparativo con otras elecciones, no a las encuestas en este momento”, comentó.

El especialista de M&R Consultores razona, que si bien es cierto que históricamente el principal candidato de la oposición solo ha alcanzado entre el 34 y el 38%, eso se debe a que la oposición ha ido a la contienda electoral desunida, dispersa y más débil.

La diferencia que se refleja en la oposición venezolana de hoy, es que la mayoría va unida alrededor de Capriles, mostrando más fuerza.

Chávez podría mantener el poder

“No se puede decir que Chávez la tiene consigo toda la elección, pero me parece que las probabilidades, según las tendencias de los últimos 14 años, den muy posible que salga con una votación por arriba del 50%”, dijo Obregón.

Basándose en las encuestas recientes, se indica que Chávez está entre el 47 y poco más del 50% de intención de votos, y es una tendencia coincidente donde pasa del 50% durante la campaña electoral. “Evidentemente difícilmente perderá, y no pueden haber más de dos candidatos por encima del 50%, solo es uno”, dijo.

“Las encuestas tienen diferencias con ventajas para Chávez entre los 6 y hasta 18 puntos, pero en todos los casos los remanentes de indecisos o voto oculto son muy reducidos –entre 10 y 12--, así que muy difícilmente podrían marcar un cambio en las tendencias electorales si a última hora los indecisos deciden a ir a las urnas”, considera Obregón, quien recordó la contienda electoral entre Violeta Barrios y Daniel Ortega en 1990, con Ortega favorecido por las encuestas, pero entonces ese remanente era superior al 30% y las condiciones de un país en guerra marcaron la decisión de ese porcentaje de indecisos, que al final le dieron vuelta al marcador final dando el triunfo a la señora Barrios.

La encuesta venezolana con más indecisos salió la semana pasada y marcó 22 puntos, a Chávez le dan 48 y Capriles con 30. Por tanto, si tomáramos esto como base, considerando que seis de cada diez de los que no dice por quién votará tiende a votar en contra del que está en el poder, sería muy difícil que los 22 puntos con cero abstención vaya a votar y que lo haga hacia un solo candidato.

Se debe considerar que de los indecisos, únicamente entre el 70 y el 80% máximo, termina votando.

Obregón analiza que con una diferencia de diez a ocho puntos de Capriles por debajo de Chávez, este último gana con el simple hecho de que un 20% de un bolsón de indecisos de 22 puntos no vaya a votar. Esto sin tomar en cuenta que cuatro de cada diez indecisos votará a su favor.

“A lo sumo Capriles se le acercaría unos cuantos puntos, y podría provocar un empate técnico. Sería una elección muy cerrada en el mejor de los casos. De hecho, creo que lo va a ser, pero el hecho es que Chávez tiene una ventaja alta. Ahora, sin emoción viendo los números y las tendencias de las cuatro elecciones anteriores de Chávez, me parece que la mayor probabilidad de triunfo está a favor de Chávez”, dijo el especialista de M&R Consultores, quien por otra parte analiza que el mandatario venezolano entró a la reelección fortalecido con el carácter emotivo de la recuperación de su enfermedad y donde otros lo ven debilitado.

También hay quienes ven a un hombre demostrando una gran fortaleza no solo física, sino de carácter, cuando desde hace seis meses podría estar muerto.

lo que dicen las encuestas

Según el Análisis de Encuestadoras en Venezuela 2006-2012, autoría de los economistas Alfredo Guerra y Daniel Poveda, las encuestadoras más acertadas en sus proyecciones fueron Consultores 21 y Varianzas, seguidas por Datanálisis.

Consultores 21 acertó con precisión los comicios de 2006, 2007, 2008, 2010 y 2012, errando únicamente en su sondeo de la Enmienda Constitucional de 2009.

Por su parte, Varianzas fue acertada en los comicios de 2006, 2009 y 2010. Ambas encuestadoras publicaron abundante información metodológica de sus sondeos.

Luego, entre las encuestadoras con valoraciones neutras (por acertar ciertas contiendas y errar en otras) figuran GIS XXI, Hinterlaces e IVAD. Por último, Keller fue la encuestadora que más se alejó de los resultados oficiales en sus predicciones.

IVAD y Keller cometieron desaciertos, tanto a favor de la oposición como del oficialismo. A pesar de que Keller fue una de las tres encuestadoras que publicó más información metodológica interna, sus predicciones erraron con frecuencia.

Hinterlaces mostró un persistente sesgo a favor de la oposición desde 2007 hasta las primarias de 2012. GIS XXI mantuvo un sesgo permanente a favor del oficialismo en todos los procesos electorales de los que se tiene medición. Ambas encuestadoras publicaron muy poca información sobre la metodología interna de sus sondeos.

 

(Con colaboración de Jessy Ampié)