El ascenso y caída de Bobby Kotick: De genio empresarial a villano en la industria

Una historia de auge y caída en la Industria de los videojuegos.

La reciente adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft ha puesto a Bobby Kotick, exCEO de la empresa, en el centro de la atención.

Este empresario, que fue conocido por su ascenso meteórico, ahora enfrenta la crítica y una gran controversia que ha dejado una marca negativa.

Ascenso meteórico y fusiones estratégicas

El señor Bobby Kotick comenzó su carrera en el año 1983 cuando fundo Mediagenic, que se transformaría en el gigante Activision.

Rescató a la empresa del borde de la bancarrota, convirtiéndola en un referente con títulos increíbles como Pitfall, Tony Hawk’s Pro Skater y Guitar Hero.

Ya en el 2008 fusionó Activision con Blizzard, los creadores de Warcraft, StarCraft y Diablo. Creando así el gigante Activision Blizzard, con el mismo al frente como CEO.

Estilo de gestión cuestionable y críticas empresariales

Kotick ha sido objeto de críticas por su salario exorbitante, superando los 30 millones de dólares anuales. Mientras, implementaba medidas draconianas e injustas de recortes de personal y presupuestos en sus estudios.

Se le acusa de priorizar la explotación de franquicias rentables como Call of Duty o Candy Crush en detrimento de la innovación y la creatividad. Prácticas comerciales controvertidas también han generado descontento en la comunidad.

El escándalo del ambiente laboral en Activision Blizzard

Ya el año 2021 marcó un punto de inflexión con una demanda del estado de California contra Activision Blizzard por fomentar un ambiente laboral hostil y discriminatorio.

En la demanda se revelaron casos de acoso sexual, violencia de género e incluso situaciones trágicas como un suicidio vinculado al maltrato que recibía una empleada dentro de la empresa.

Kotick, por su actitud, fue señalado como responsable directo. Acusado de encubrimiento y protección de acosadores, lo que desató una ola de indignación y peticiones para su renuncia.

Venta histórica y millonaria despedida de Bobby Kotick

En medio de toda esta presión y la caída en picada en el mercado de valores, a Kotick no le quedó de otra que negociar la venta de Activision Blizzard a Microsoft. Marcando la mayor operación en la historia de los videojuegos.

Sin embargo, no abandonó la compañía con las manos vacías, ya que se estima que recibió una indemnización de alrededor de 300 millones de dólares.

Microsoft

Usted está aqui: Inicio > El ascenso y caída de Bobby Kotick: De genio empresarial a villano en la industria