Microsoft va a revolucionar el mercado chino de videojuegos

Con la compra de Blizzard por parte de Microsoft, una posibilidad que estaba cerrada podría volverse a abrir para los jugadores asiáticos.

El pasado mes de septiembre, Blizzard, uno de las gigantes de la industria de los videojuegos, se vio obligada a retirar siete de sus títulos más populares del importante mercado chino.

Esto se originó por la ruptura del contrato con NetEase, su socio local. Esto tuvo un costo importante, ya que significó la pérdida de más de mil millones de jugadores y una considerable pérdida de ingresos.

Ahora, el escenario ha cambiado radicalmente con la famosa adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft. Una operación que obtuvo la aprobación de las autoridades chinas.

El renacer de las franquicias de Blizzard en China

Aparentemente, Blizzard y NetEase han sellado un nuevo acuerdo, permitiendo que los juegos de regresen al mercado chino.

Esto se traduce en un regreso triunfal para títulos icónicos como World of Warcraft, Hearthstone, Overwatch, Diablo III, Starcraft II, Héroes of the Storm y Warcraft III: Reforged para agrado de los usuarios del gigante asiático.

La Importancia de la colaboración Microsoft-NetEase

Este cambio de rumbo se atribuye en gran medida a la relación positiva que ya tenían desde el pasado Microsoft y NetEase.

Una serie de colaboraciones previas en proyectos grandes como Minecraft o Halo Infinite allanó el terreno para las negociaciones.

Microsoft: Un salvador para Blizzard

Ahora bien, la compra de Blizzard no solo cambia su panorama en China, sino que también se percibe como una oportunidad para revitalizar a la compañía desde adentro.

Blizzard ha enfrentado desafíos significativos que van desde escándalos internos hasta retrasos y cancelaciones de proyectos esperados.

Con el respaldo financiero y creativo de Xbox, Blizzard tiene la posibilidad de recobrar su prestigio y ofrecer experiencias de alta calidad a sus fieles usuarios.

Microsoft

Usted está aqui: Inicio > Microsoft va a revolucionar el mercado chino de videojuegos